martes, mayo 19, 2015

VII Congreso de la Sociedad Académica de Filosofía

Entre los días 27 y 29 de mayo se celebrará en Cádiz el VII Congreso de la Sociedad Académica de Filosofía, cuyo programa se encuentra disponible. La conferencia inaugural estará a cargo de Jean-François Braunstein, profesor de Filosofía en la Universidad de Panthéon-Sorbona. Especialista y editor en Georges Canguilhem, conocedor profundo de la obra de Auguste Comte y Michel Foucault, Braunstein es un excelente representante de la tradición francesa de historia de las ciencias. Su conferencia "La piedra negra y la pompa de jabón: reflexiones sobre el cuerpo en el siglo XXI" permitirá abrir unos días intensos y cargados de debates en los que la historia de la filosofía se cruzará con acercamientos transversales al cuerpo en el presente (cuerpo y arte, cuerpo y política, cuerpo y salud, cuerpo y moda, cuerpo y epistemología, cuerpo y tragedia). 

Una actividad de arqueodanza, dirigida por nuestra amiga y colega Carmen Pérez, se desarrollará en el Museo Provincial de Cádiz el jueves de 13 a 14 horas. 


Me corresponderá el honor de cerrar este congreso con la conferencia "Cómo y cuándo el cuerpo se convirtió en capital y cómo puede dejar de serlo". El tema, en el centro de mis ocupaciones actuales, responderá a la cuestión de si es el cuerpo un capital. Y si lo es, ¿en qué sentido? ¿Tenemos algo respecto del cuerpo similar al dinero, es decir, un instrumento que permite el intercambio de diversas mercancías? O, siguiendo con la analogía, ¿algo al menos similar a los títulos educativos, que permiten testimoniar un capital cultural sin que interroguemos a cada momento al individuo por él? ¿Qué encarna, qué materializa y sintetiza en una medida, el capital de un cuerpo?
El congreso estará dedicado a Rocío Orsi Portalo, tesorera de nuestra Sociedad, compañera apreciadísima y filósofa muy admirada, quien nos abandonó recientemente. 

sábado, mayo 16, 2015

La literatura no ha existido siempre. Para Juan Carlos Rodríguez


Más de 60 contribuciones en el libro homenaje a Juan Carlos Rodríguez, coordinado por Miguel Ángel García, Ángela Olalla y Andrés Soria. Titulado La literatura no ha existido siempre. Para Juan Carlos Rodríguez, la obra permite hacerse una idea de la extensión y vigor de la influencia del pensador afincado en Granada. Contentísimo de homenajear a Juan Carlos, contribuyo al libro con un texto que promete continuación y desarrollo (todo ello en colaboración) y que concibo en paralelo a otros dedicados a la teoría crítica en España (por ejemplo, los consagrados a Jesús Ibáñez y a Jacobo Muñoz).  

viernes, mayo 15, 2015

Cuatro años de 15M, cuatro años de lucha contra los especialistas en la impostura


Cuatro años ya del 15M. Desde entonces hemos visto hundirse en la miseria, aún más, una parte importante de nuestro país. Desde entonces hemos visto nacer, con una fuerza inesperada, una nueva formación política. Gente que ni olía la política hoy la convierte en centro de sus preocupaciones. Una universidad sumergida en la ideología del paper y cegada por el currículo hoy discute sobre el país, sobre ella misma, sobre lo que merece cambiarse en aquel, lo que no puede seguir pasando en su propio seno.
Intelectualmente, el 15M mostró la debilidad de la ideología asambleísta. Digan cuanto quieran los demagogos: nada es más desesperante que la imposición por la vía de los hechos. Sólo cuando una comunidad cívica se encuentra muy tensa y entrenada puede controlar la falta de estructuras. De lo contrario se ve desbordada por quienes tienen tiempo libre, por quienes se sienten llamados por una misión, por quienes saben cocinar resultados y presentarlos como democráticos.
La ideología asambleísta -o asamblearia- dice poco sobre la democracia por asambleas. El problema estriba en construir asambleas a partir, exclusivamente, de aquellos que quieren reunirse, que pueden reunirse y que estos decidan sobre aquellos que quieren reunirse –pero no tanto, porque quieren cuidar otras partes de su vida- y que, aunque quisieran, tampoco pueden. Quienes crean que el principio de distinción (los representantes son los que saben, son especialistas, y los representados tienen que encogerse de hombros y resignarse a rabiar de cuando en cuando) sólo es el inconsciente ideológico de la democracia moderna, pero no la última palabra sobre la democracia, tienen ante sí un duro trabajo: ¿Enfrente? Los que no registran el poder en las asambleas jibarizadas, compuestas por los disponibles, los de siempre, los imprescindibles. ¿Quién más? Sobre todo, ante todo, los defensores del viejo realismo que sonríen ante el fracaso, ¡ah!, y los nuevos conversos, los nuevos conversos.
Impactante, sin duda, ha sido el cambio en nuestro paisaje personal. Bourdieu advertía sobre un fenómeno terrible: la transformación de los sujetos en contacto con el mundo político. No era un problema personal, advertía, y cualquier moralismo sobra: resultaba del contacto con el poder, de cómo éste va resocializando –en sentido fuerte: socializando de nuevo, produciéndoles nuevas costumbres, reprimiendo las antiguas- a los individuos, cómo los vuelve desconocidos para quienes les conocían, cómo los vuelve reconocibles para quienes no los conocían. Era necesario que eso pasase y debemos mucho a quienes se han arriesgado. Cuando les recordamos los peligros no hablamos con desprecio ni animadversión: los apreciamos y sabemos que se las están viendo con algo muy viscoso.  Sabemos que es fácil que esa viscosidad se compacte en dominación; sabemos que es fácil que se oculte ésta por la soberbia. Los de antes no estaban hechos de otra pasta, sino de la misma que la nuestra. Es bueno que nos demos cuenta: para ser tolerantes con ellos, para ser desconfiados con nosotros.
Cuatro años después somos mejores de lo que éramos, aunque seamos más pobres: estamos menos sometidos y eso también es riqueza y más pobres lo íbamos a ser de todos modos. Cuatro años después tenemos la oportunidad de demostrar que podemos comernos el pudin y probar que podemos hacerlo de otra manera. Cuatro años después debemos recordar que la política no es, no puede ser, asunto de especialistas en trepar; sí, a menudo, de especialistas en cuestiones muy complejas: ¡claro, claro!: habrá que ver cuáles, habrá qué ver durante cuánto tiempo, habrá que ver si ese conocimiento pueden adquirirlo más personas (y despedir agradecidos al especialista), habrá que medir que el que merece reconocimiento en algo no pretenda trasladarlo a todo...
Sobre las otras cuestiones, no hay más técnicas, no hay más especialidades que las de la impostura... y frente a la impostura, “cuando se trata de algo que atañe al gobierno de la ciudad y es preciso tomar una decisión, sobre estas cosas aconseja, tomando la palabra, lo mismo un carpintero que un herrero, un curtidor, un mercader, un navegante, un rico o un pobre, el noble o el de oscuro origen”. Contra los que se escandalizan de ello, contra los que quieren al curtidor en sus pieles y al herrero en la fragua, nació el 15M. Conecta con luchas que han durado más de 2.600 años y que volverán... Sería aún mejor que no tengan que hacerlo porque la memoria de las mismas no vaya, ya, tras el 15M, a abandonarnos.  

lunes, mayo 11, 2015

Audio de la intervención en el III Congreso La actualidad de Michel Foucault

Se encuentra disponible aquí la exposición y el debate. El texto se publicará próximamente. Obviamente en él se precisan y matizan cuestiones que se enunciaron y no se desarrollaron, como por ejemplo todo lo referido al cuerpo neurológico

martes, abril 28, 2015

Taller Epistemología y democracia (Red de epistemología y sociedad)


11-12 de mayo de 2015 Universidad Carlos III de Madrid
El objetivo de las jornadas será debatir sobre el lugar que ocupan el conocimiento y la verdad en las teorías de la democracia. Son asuntos importantes tanto la reflexión sobre el papel de los expertos y del conocimiento en las democracias como la perspectiva de organizar epistémicamente las democracias.
Programa 
11 de mayo de 2015 
15:00. José Luis Martí (Universidad Pompeu Fabra), “Diversidad, deliberación y democracia"
16:30. Francisco Javier Gil (Universidad de Oviedo), “Abstención y deliberación”
18:00. María Navarro (Universidad Complutense de Madrid). “Culturas de la deliberación”
12 de mayo de 2015 
10:00. Fernando Aguiar (CSIC, Córdoba), "Elegir la verdad: democracia epistémica y elección social".
11:30. Fernando Broncano (Universidad Carlos III de Madrid), “Injusticia epistémica y democracia deliberativa”
13:00. José Luis Moreno Pestaña (Universidad de Cádiz), "El sorteo o la imposibilidad de elegir a los mejores”
16:00.
Andrea Greppi (Universidad Carlos III de Madrid), “Saber experto y representación política",
17:30. Íñigo González (Universidad de Barcelona), “Problemas epistemológicos en la toma de decisiones intergeneracional". 

domingo, abril 19, 2015

Presentación en Cádiz de "Hijos de Dionisos"

El día 22 de abril participaré en la presentación de Hijos de Dionisos, la última obra de Francisco Vázquez junto con el autor y Cándido Martin. 

III Congreso Internacional "La actualidad de Michel Foucault"


Se celebrará entre el 6 y el 8 de mayo en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid. Allí intervendré sobre los implícitos filosóficos de la visión foucaultiana de la enfermedad mental y expondré qué merece abandonarse y qué requiere desarrollo y continuación. El programa, repleto de eminentes colegas, se encuentra aquí.

viernes, abril 10, 2015

Programa de radio "En las encrucijadas", sobre "la universidad que queremos"

Encrucijadas. Revista Crítica de Ciencias SocialesUn programa sobre la universidad realizado por la revista Encrucijadas. Para quien desee ir directamente a mi intervención se encuentra aquí. La insatisfacción con cuanto dije en la entrevista me impulsó a escribir este texto.