Ir al contenido principal

Entradas

Conferencia sobre Filosofía y democracia antigua

Entradas recientes

Retorno a un mito demófobo

Entre el 403 y el 399, la democracia ateniense vivió entre dos exigencias. La primera, el recuerdo de la tiranía de los Treinta. La segunda, la imposibilidad de acusar a nadie de las tropelías durante el régimen de terror. Trasíbulo y Anito, jefes de los demócratas, decretaron una ley de amnistía. La ciudad necesitaba olvidar. Sin embargo, no se olvidaba aunque no se pudiera llevar a nadie a juicio, so pena de graves consecuencias legales, por sevicias cometidas durante el gobierno de los Treinta. La democracia del siglo IV perseguía duramente las acusaciones espurias, también las dirigidas contra los enemigos de la democracia. Pese al mito del "siglo de Pericles", fue ese el gran momento garantista de la democracia ateniense. Los oligarcas derrotados, ya sin apoyo espartano, fueron exiliados a Eleusis. Mas nadie se quedó tranquilo: el pretexto de su rearme llevó a liquidarlos en el 401. Es una época donde en los tribunales se recuerda a menudo cómo se comportó el acusado du…

Imágenes de la revolución I. Hugo Pratt: Oriente es rojo y violeta

Una creación artística siempre lleva pegada una fantasía política. Siempre comunica quiénes pueden acceder a ella —y aparecer en ella—, qué precio debe pagarse para experimentarla, cuánto debe invertirse para introducirla en tu espacio cotidiano. El arte contiene un dispositivo de exclusión y de atracción y éste se encastra en la manera de percibir y sentir el mundo, antes incluso de que podamos pensarlo; precisamente orientando cómo podemos pensarlo.Esto no se acentúa cuando la creación versa sobre un acontecimiento político. Es verdad que la creación puede integrar un discurso ideológico más o menos elaborado. Su fantasía política, sin embargo, puede derivar de la práctica de exclusión y atracción y ser coherente o incoherente con el mensaje.En esta serie de entradas reseñaré ciertas imágenes sobre las revoluciones rusas de Febrero y Octubre de 1917. Quisiera no concentrarme en la ideología explícita de las mismas, aunque esta exista y sea fácil de situar en las coordenadas política…

Presentación de La cara oscura del capital erótico en Málaga

El día 23 de Marzo a las 20.30 horas se presenta en Málaga mi último libro. Será en La Casa Invisible y contaré con la compañía del poeta Alejandro Ruiz Morillas.

El sorteo, a favor de mejores elecciones

Se ha publicado en castellano Contra las elecciones de David Van Reybrouck, un libro valioso por su claridad, su reconstrucción histórica y su estado de la cuestión acerca del uso del sorteo. Los interesados tienen un acercamiento diferente en la guía que publicamos en abierto dentro de la colección Efialtes. El segundo libro de esta colección acaba de aparecer y contiene una edición de un panfleto antidemocrático de autor desconocido y que servirá al lector interesado para comprender la permanencia de la actitud antidemocrática. Próximamente se prepara un volumen de trabajos sobre democracia y sorteo de Yves Sintomer. Poco a poco se encuentra disponible en castellano una importante literatura sobre los fundamentos de este instrumento de la democracia antigua que tanto puede hacer por la actual. 

No tengo mucho que añadir a la reseña que realicé hace unos años de la edición francesa del libro de Van Reybrouck. Quisiera insistir en un aspecto del libro que puede prestarse a confusión y …

Del capital erótico a la razón erótica

Llevo hablando sobre La cara oscura del capital erótico desde mayo del año pasado, desde antes de que se publicara el libro. En este artículo (en el número 22 de La Maleta de Portbou) encontraréis un intento de respuesta a un grupo de preguntas que salieron constantemente en estos meses. Las resumo: ¿qué significa descapitalizar el cuerpo y, sobre todo, qué modelos podemos utilizar como inspiración? O, lo que es lo mismo, ¿podemos pensar en algo más allá del capital erótico?  Por otra parte: ¿qué tareas políticas concretas se nos plantean? He esbozado las respuestas espero que con claridad, aunque seguro queda mucho por precisar. Quizá este "Del capital erótico a la razón erótica" deba ser solo un adelanto de un trabajo de mayor envergadura. Gracias a todas las personas que me habéis escuchado y me exigisteis precisar.