Ir al contenido principal

Programa del IV Seminario de investigación María de Cazalla

Seminario de investigación María de Cazalla 
Palma del Río, Córdoba.15, 16 y 17 de noviembre (2013) 
Viernes 15


17:30. Acto de inauguración y presentación del Seminario

18:00. Ponencia inaugural:

Pericles en París. Foucault, Castoriadis y la actualidad de la democracia ateniense
José Luis Moreno Pestaña. Universidad de Cádiz

Mesa I. Verdad, mentira e invención de la historia en el lenguaje político

19:00-20:30.

Historiografía apocalíptica y verdad histórica: la crónica de Idacio, obispo de Chaves
Carlos José Márquez-Álvarez. Universidad Autónoma de Madrid

Discursos sobre el poder en la Málaga moderna: las exequias y ceremonias reales
Aitor Pérez Blázquez. Universidad de Málaga

20:30. Copa de bienvenida


Sábado 16

09:30-11:00.

Construyendo un pasado a medida: Invenciones, mitos y nación española a propósito de la conquista de América en la España de finales del s. XVIII
Núria Soriano Muñoz . Universidad de Valencia

Filósofo cristiano” o “enemigo de la Religión”? La pugna por la caracterización biográfica de un ilustrado español: Mariano Luis de Urquijo
Aleix Romero Peña. Universidad de La Rioja

11:30 – 13:30

Juan Prim contra sus propias palabras: La figura institucionalizada mira atrás
Oriol Luján. Universidad Autónoma de Barcelona

La invención de la historia de España en los noticiarios franquistas
José Manuel Peláez Ropero. Universidad de Salamanca

'El relato de modernización como "techo de cristal" de nuestra democracia. Consideracionesfilosóficas al hilo de la h istoriografía española'
Manuel Artime Omil. UNED- Pontevedra

---


Mesa 2. Verdad e interpretación de las fuentes: diversidad y adversidad en el oficio investigador

17:00-19:00

¿Qué agenda de investigación queremos: analizar los efectos del poder o conocer las rebeliones productivas?. Otro mundo emocional fue posible durante la dictadura de Franco
Rosa María Medina Doménech. Universidad de Granada

La prensa como fuente de datos sociohistóricos: usos y abusos en los los estudios sobre acción colectiva
Manuel Ángel Río Ruiz. Universidad de Sevilla

La problemática de historiar el arte masónico (España y Portugal): sobre el acceso a las fuentes, dificultades metodológicas y prejuicios institucionales David Martín López. Instituto de História da Arte.Universidade Nova de Lisboa

19:00. Visita guiada por Palma del Río

Domingo 17

10:30-12:30

Interpretación de fuentes españolas y marroquíes sobre el protectorado español: el archivo Varela y los fondos privados de Muhammad Ibn Azzuz  Rocío Velasco de Castro. Universidad de Sevilla

Algunas notas sobre la problemática de las fuentes para abordar el estudio la Inquisición americana
Jaqueline Vassallo. Universidad de Córdoba (Argentina)

El territorio como fuente histórica: el caso de Palma del Río
Emilio J. Navarro. Universidad de Córdoba

12:30. Clausura del Seminario


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es un foucaultiano?

Intervención ayer en Traficantes de sueños durante la presentación de Foucault y la política


¿Quién es un buen lector de Foucault? Es uno que no toma de Foucault lo que le viene en gana, sino el que aspira a tener por entero el espíritu de Foucault “porque debe haber el mismo espíritu en el autor del texto y en el del comentario”. Para ser un buen lector de Foucault, un buen foucaultiano, deben comentarse sus teorías teniendo “la profundidad de un filósofo y no la superficialidad de un historiador”

Es una broma. En realidad, el texto anterior resume "¿Qué es un tomista?", un texto del insigne filósofo de la Orden de predicadores Santiago Ramírez, y publicado en 1923. Pero los que comentan filósofos, Foucault incluido, siguen, sin saberlo, el marco de Ramírez. Deberían leerlo y atreverse a ser quienes son, tal y como mandaba Píndaro. El trabajo filosófico, desde esta perspectiva, consiste en
1.Se adscriben a una doctrina y la comentan mediante paráfrasis más o menos logradas y p…

El pueblo de Tebas se aburre de Creonte y Antígona

Sófocles contiene una filosofía profunda de la democracia, no cabe duda. En este blog se ha comentado el clásico de Bernard Knox y, entre los autores que uno frecuenta, Foucault y Castoriadis han promovido lecturas sugerentes sobre las enseñanzas democráticas del genio de Colono. La de Castoriadis resulta de especial interés, pues consigue invertir la espontánea apuesta “libertaria” por Antígona y a mostrarnos la razón que asiste a Creonte. Si la tragedia funciona como filosofía de la democracia es porque renuncia a un Eje del Mal y nos ahce comprender cómo el orgullo nos conduce a aquello que odiamos ser: es la lección de Edipo, prototipo de caudillo sinceramente democrático. Cualquier lector que se entretenga en Sófocles comprueba cómo los personajes se contradicen y ocupan posiciones muy distintas en una y otra réplica. Lo que los lleva a la tragedia es la rigidez, la falta de comprensión de que la verdad se les escapa, de que no pueden tener razón solos. De hecho, el mítico Teseo,…

Libertad estoica

La escuela estoica existe entre el siglo IV a.c y el siglo III d.c. y demostró una capacidad importante de resistencia histórica. Solo eso, el haber permitido vivir a muchos hombres durante mucho tiempo, certifica algo positivo: ninguna ideología absurda, ningún entretenimiento de elite, goza de tanta popularidad de manera sostenida.

La revalorización contemporánea del estoicismo destaca su interés por la vida personal y, en ese sentido, considera que el estoicismo puede ser una guía para nuestra época. Como los estoicos, vivimos en un mundo (ellos en el de la crisis de la polis y el desarrollo de los imperios helenístico y romano, nosotros en el de la globalización) donde el individuo tiene escaso poder sobre la vida pública. Además los estoicos, a diferencia de los discípulos de Epicuro, aceptaban las obligaciones sociales y desarrollaban un modo de vida integrado socialmente. La filosofía estoica nos ayuda a concentrarnos solo en aquello que queda bajo nuestro poder y, por tanto,…