Ir al contenido principal

Sobre el sorteo y las instituciones culturales: lecciones del sistema ateniense


Algunos amigos y amigas me preguntan sobre el sorteo y la cultura. Al respecto creo que el mundo antiguo puede enseñarnos algo. En concreto, las lecciones filosóficas que pueden extraerse de cómo se formaban los jurados de las tragedias. Recordemos que un fondo estatal permitía a los ciudadanos asistir a los concursos, uno de los grandes rituales políticos de integración cultural. 
Si yo entiendo bien el sistema (como siempre, bienvenido sea el especialista que me corrija), previamente existe una designación y posteriormente se produce un doble sorteo. Por un  lado, se asignan los actores a cada poeta, lo cual se asemeja a un sorteo de los recursos públicos disponibles. ¿El objeto? Interpreto que evitar las ventajas en el uso de los recursos públicos. En nuestro tiempo esto contrastaría con la enorme tendencia al Principio de Mateo en cultura: darás más al que más tiene. O, más prosaicamente, a permitir que las redes de contactos acumulen las subvenciones.
En segundo lugar, se sortea previamente a partir de un censo previo, propuesto por las tribus. ¿Cómo operaba esa cualificación de las tribus (que eran, no lo olvidemos, distritos políticos)? No lo sabemos. Cabe interpretar, a no ser que mi información sea mala, que el sorteo sin discriminación no se considera correcto y que debe haber cierta competencia previa. Entre esos votos, como si se temiese una distorsión en el jurado, se sortean de nuevo aquellos que valdrán. 
Entre nosotros, el ejemplo podría inspirar cámaras de cultura sorteadas a partir de un censo previo de las personas competentes. ¿Quién podría participar en el Patronato de un Museo (por ejemplo, el Reina Sofía)? Tras discusión pública de las cualidades, no veo qué podría impedir el sorteo sin desmejorar las competencias de los implicados. ¿Por qué razón? Para evitar el clientelismo. 
Esta unión de sorteo con elección (que tiene puntos en común con el sistema de sorteo en la Florencia republicana: allí se sorteaba a partir de un voto previo) permitiría encarnar una de las contribuciones más importantes del sorteo a la cultura liberal y republicana: la  creación de un espacio público libre de manejos de facción. En la configuración del mismo se reconoce la existencia de expertos; se cuida únicamente de que no los designen redes oligárquicas, las cuales no son precisamente fiables para seleccionar a los mejores.
Esta entrada se completa con un comentario de Liliane López-Rabatel en el blog de nuestro I+D

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es un foucaultiano?

Intervención ayer en Traficantes de sueños durante la presentación de Foucault y la política


¿Quién es un buen lector de Foucault? Es uno que no toma de Foucault lo que le viene en gana, sino el que aspira a tener por entero el espíritu de Foucault “porque debe haber el mismo espíritu en el autor del texto y en el del comentario”. Para ser un buen lector de Foucault, un buen foucaultiano, deben comentarse sus teorías teniendo “la profundidad de un filósofo y no la superficialidad de un historiador”

Es una broma. En realidad, el texto anterior resume "¿Qué es un tomista?", un texto del insigne filósofo de la Orden de predicadores Santiago Ramírez, y publicado en 1923. Pero los que comentan filósofos, Foucault incluido, siguen, sin saberlo, el marco de Ramírez. Deberían leerlo y atreverse a ser quienes son, tal y como mandaba Píndaro. El trabajo filosófico, desde esta perspectiva, consiste en
1.Se adscriben a una doctrina y la comentan mediante paráfrasis más o menos logradas y p…

Un comentario de "La cara oscura del capital erótico" y los bomberos de Zaragoza

Cuca Casado publica un comentario de La cara oscura del capital erótico en la revista Disidentia. Puede accederse pinchando aquí. Se trata de un texto, resultado de una lectura real e inteligente, y que utiliza el libro como crítica a un supuesto puritanismo feminista. La autora asume la idea de las raíces naturales del capital erótico algo a lo que el primer capítulo del libro intenta dar una respuesta histórica. Narrando el conflictivo proceso histórico por el que un prototipo morfológico se convierte en capital, no solo se intenta controlar el recurso al naturalismo explicarivo. El recorrido por el pasado es fundamental para comprender alguna de las alternativas que planteo como posibilidades de contestación. Fundamentalmente la crítica política de la fijación en la distinción corporal. No porque sea perversa, sino porque ocluye otras posibilidades de desarrollo. 
Lo cual permite aterrizar en otro problema oportunamente subrayado por Cuca Casado: la reciente polémica sobre los des…

Conferencia y debate con Amador Fernández-Savater

El próximo viernes 26 de octubre, Amador Fernández-Savater impartirá una conferencia titulada “La política del encuentro” en el Auditorio I de la Facultad de Filosofía y Letras (12.30 horas). Intervendrán también Lilian Bermejo Luque, José Luis Moreno Pestaña y José Antonio Pérez Tapias. El artículo publicado en su día por el conferenciante, y concebido como un homenaje a Cornelius Castoriadis, ha animado el debate político en Granada en estos últimos meses.